Actividades molestas en su comunidad de propietarios

Si su comunidad está sufriendo diferentes perjuicios provenientes de actividades realizadas por algún propietario, en GEACO Administración de Fincas explicamos cómo actuar ante estas situaciones:

Actividades ruidosas:

Si un propietario de su comunidad o un arrendatario realiza una actividad molesta y contraria a la convivencia normal, el Presidente deberá requerir el cese de la misma.

Pero en caso de que continúe realizando dicha actividad, la comunidad podrá instar una demanda de cesación de esas actividades, para conseguir la privación del piso o local para el propietario, o la rescisión del contrato de alquiler. Todo esto, sin perjuicio de las indemnizaciones económicas que tenga que hacer frente por los perjuicios ocasionados.

Es importante aclarar que una actividad podrá calificarse civilmente como molesta, aunque el ámbito administrativo no la considere como tal, y que no sólo tienen protección judicial los casos más graves, sino se extiende a casos en los que la actividad pueda resultar  muy molesta para el vecino que la padece.

Actividades prohibidas:

La acción de cesación no sólo puede ampararse en una actividad molesta, sino también en una actividad que esté prohibida, ya sea por los Estatutos de la comunidad o por las normas administrativas.

Ejemplo: los Estatutos podrían contener que se prohíben expresamente el ejercicio de actividades de ocio nocturno en cualquier departamento de la finca.

De este modo, en base a esta prohibición, y con independencia de que la actividad sea molesta o no, quedará amparada la acción de cesación de dicha actividad.