Deudas en las Comunidades de Propietarios

Uno de los retos fundamentales a los que se enfrenta una administración de fincas cuando es contratada por una nueva comunidad de vecinos suele ser la morosidad o deudas en las comunidades de propietarios. Según un estudio  elaborado por el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas (CGCAFE) en 2017, se registraron deudas en las comunidades de propietarios por valor de más de 1.600 millones de euros.

Las consecuencias fundamentales de la cantidad de recibos pendientes de pago que tienen los propietarios, son la conflictividad, así como los enfrentamientos entre vecinos, y la imposibilidad de hacer frente a gastos ordinarios básicos (luz, mantenimiento ascensor, etc.), como de obras de reparación o rehabilitación necesarias y en muchos casos inminentes.

Morosidad SRA baja resolucion

La vía amistosa para recuperar saldos deudores

La comunidad de propietarios en la Junta correspondiente debe establecer las pautas o criterios para el recobro de recibos pendientes de pago. Fundamentalmente hay dos vías, la flexible o amistosa, y la tajante o judicial.

En nuestro despacho apostamos inicialmente por la vía amistosa, que requiere de constancia, así como de cierta colaboración del vecino deudor. Esto supone llevar a cabo un control exhaustivo del cobro de los recibos, ya sea de cuotas ordinarias o extraordinarias, para detectar lo antes posible los pequeños retrasos para informar a los interesados del hecho, antes de que la cantidad cobre importancia y la posibilidad de una solución amistosa se aleje.

GEACO Administración de fincas es líder en este sentido, nuestro procedimiento de trabajo es el siguiente:

Mensualmente se imprimen los extractos bancarios de todas las comunidades, e imputamos los ingresos correspondientes a los vecinos que la han abonado. A su vez detectamos, que propietarios no han cumplido con sus obligaciones con la comunidad.

En función del caso, fundamentalmente dependiendo de la cuantía de la deuda y de la naturaleza del deudor, se realiza un seguimiento por todas las vías de comunicación posibles (teléfono, correo electrónico y ordinario). Al hacer un seguimiento contable quincenal, nos permite realizar hasta dos llamadas mensuales a los casos más complejos, para insistir a la propiedad de la necesidad de cumplir con sus vecinos.

Inicialmente, se ofrece a la persona que tiene deudas un plan de pagos, que se pacta con el interesado, y luego se traslada al plan de control de ingresos, para poder verificar que se lleva a cabo en los términos acordados.

El 80% de nuestros casos la deuda es abonada por esta vía sin tener que recurrir a la reclamación judicial.

Nuestro despacho apuesta por un trato cercano y trasparente hacía sus clientes. Trimestralmente, se envían a las comunidades las cuentas desglosando las partidas según los gastos, ingresos y recibos pendientes para que así, cada comunidad pueda obtener una visión de la gestión realizada durante el trimestre.

La información contable, así como el desglose de las deudas que pudieran existir en la comunidad, se acompañan de un escrito en el que se describen los hechos fundamentales ocurridos en la comunidad durante los últimos tres meses. En este documento se incorpora el seguimiento de la morosidad, ya que tan importante es que un propietario realice un esfuerzo para reducir continuamente su deuda, como que el resto de vecinos esté informado para que la convivencia en la comunidad mejore.

 

Susana Rodríguez

Responsable Departamento Morosidad

Una respuesta a Deudas en las Comunidades de Propietarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *