Gestión de alquileres: firma o rescisión de contrato

logo-geaco-gif

El servicio de firma o rescisión de contrato, incluido en la gestión de alquileres que prestamos en GEACO Administración de Fincas, se lleva a cabo tanto entre dos personas físicas o jurídicas, en el momento de entrega de llaves, ya sea en el caso de un alquiler como en el de una venta de un inmueble o parte del mismo.

Existen dos casos a contemplar, el primero es cuando el arrendador/vendedor entrega las llaves al arrendatario/comprador, se procede a la firma del contrato de arrendamiento, y comienza el uso o disfrute del bien arrendado/vendido.

El segundo de los casos, el más usual, se corresponde con la rescisión amistosa del contrato de arrendamiento, es decir, cuando el arrendatario decide extinguir el contrato que le vincula con el arrendador, para lo cual se firma un documento que pone fin a la mencionada relación contractual.

El contrato de arrendamiento es uno por el cual una de las partes, llamada arrendador, se obliga a transferir temporalmente el uso y goce de una cosa mueble o inmueble a otra parte denominada arrendatario, quien a su vez se obliga a pagar por ese uso o goce un precio cierto y determinado.

Inspección técnica

Documentación

Además de la firma del contrato o rescisión del mismo, se lleva a cabo la recopilación/entrega de toda la documentación que se refiere al funcionamiento efectivo del inmueble (instrucciones de electrodomésticos, alta o baja en los servicios básicos: agua, electricidad y gas, etc.), así como de las llaves y mandos correspondientes (garaje, acceso a edificio, acceso a despacho o vivienda, acceso a cubierta si procede).

Para finalizar con el servicio se realiza un levantamiento fotográfico del estado en que se entrega o recibe el bien arrendado o vendido, para compararlo en caso de que sea necesario con un estado temporal posterior.

El levantamiento fotográfico se completa con un acta, en la que se recoge toda la información referente al estado físico del bien en cuestión: estado de la pintura de la edificación, estado de la carpintería (puertas y ventanas), solería, alicatados, electrodomésticos, cocina/s, aseo/s, baño/s, así como de la instalación eléctrica y de fontanería.

Prueba pericial

Informe técnico

Nuestra recomendación es la de encargar la redacción de un informe de la parte de la edificación arrendada o vendida para establecer el estado de la misma en un momento determinado. El documento sentará las bases para definir y determinar las actuaciones a llevar a cabo, así como para un proceso o reclamación judicial. Para ello contamos con los servicios de varios estudios de arquitectura especializados que desempeñan una labor complementaria.